Si eres una entidad o empresario y quieres ofrecer a tus empleados un incentivo de bienestar y generar hábitos saludables la práctica de Yoga en la oficina es la solución.

Si eres empleado y te apetece practicar Yoga, pero los tiempos no te lo permiten, si además tienes compañeros en tu misma situación podemos ayudarte y ofrecer una propuesta a la dirección de tu empresa para que el lugar sea in situ, en tu lugar de trabajo.

Conseguirás empleados menos estresados, más relajados, más motivados y más optimista, todo ello conlleva una compañía más productiva, más colaborativa, donde se reduce el absentismo laboral y se retiene el talento.

Las clases se imparten en la propia empresa, no hace falta grandes espacios, incluso en el mismo puesto de trabajo.